Esmaltado pemanente

Si te gusta cuidar tus uñas y lucir unas manos bonitas, seguramente te habrás planteado alguna vez hacerte una manicura permanente. Este tipo de manicura consiste en aplicar un esmalte especial que se seca con una lámpara LED o UV y que dura hasta tres semanas sin perder brillo ni descascarillarse. ¿Quieres saber por qué deberías probarla?

Algunas de las razones para hacerte un esmaltado permanente:

  • Ahorrarás tiempo y dinero. Al durar más tiempo, no tendrás que ir al salón de belleza tan a menudo ni gastar en esmaltes convencionales que se estropean en pocos días. Además, podrás hacer otras actividades sin preocuparte de estropear tu manicura.
  • Protegerás tus uñas naturales. El esmalte permanente crea una capa que refuerza y protege tus uñas de los golpes, las roturas y las agresiones externas. También evita que se pongan amarillas por el uso de otros productos químicos o el contacto con el agua.
  • Disfrutarás de una gran variedad de colores y diseños. Puedes elegir entre una amplia gama de tonos y acabados, desde los más clásicos hasta los más atrevidos, pasando por los metalizados, los glitter o los efectos mate. También puedes combinarlos entre sí o añadir adornos como pegatinas, piedras o dibujos para personalizar tu manicura al máximo.
  • Te sentirás más segura y atractiva. Una manicura permanente te dará un aspecto cuidado y profesional, ideal para cualquier ocasión. Te sentirás más segura de ti misma y de tu imagen, y podrás presumir de unas manos bonitas y elegantes.
DESPLAZARSE HACIA ARRIBA