Uñas de Acrílicas o de Acrygel

Si te gustan las uñas largas y bonitas, seguramente has oído hablar de las uñas de acrygel y las uñas acrílicas. Ambas son técnicas de manicura que permiten alargar y dar forma a las uñas naturales, pero ¿cuáles son las diferencias entre ellas? En este post te explicamos las ventajas y desventajas de cada una, para que puedas elegir la que mejor se adapte a tus gustos y necesidades.

Las uñas de acrygel son una mezcla de gel y acrílico, que se aplica sobre la uña natural o sobre un tip (una extensión artificial) para darle longitud. El acrygel se endurece con una lámpara UV o LED, y tiene una textura flexible y resistente. Las uñas de acrygel son más ligeras que las acrílicas, y se pueden limar y pintar como las naturales. Además, no tienen olor y no dañan la uña natural.

Las uñas acrílicas son unas prótesis que se crean con un polvo y un líquido especial, que se moldean sobre la uña natural o sobre un tip. El acrílico se seca al aire, y tiene una textura dura y rígida.

Las uñas acrílicas son más duraderas que las de acrygel, y se pueden decorar con diseños y accesorios. Sin embargo, tienen un olor fuerte y pueden debilitar la uña natural.

Como ves, ambas técnicas tienen sus pros y sus contras, así que la elección dependerá de tus preferencias personales. Lo importante es que cuando vengas a Laura Casas, te asesoraremos y haremos un trabajo de calidad, respetando la salud de tus uñas. Y recuerda que tanto las uñas de acrygel como las acrílicas requieren un mantenimiento periódico, para evitar que se levanten o se rompan.

DESPLAZARSE HACIA ARRIBA